Algunas de las múltiples versiones de este texto.
Un espacio para la búsqueda de la sabiduría perenne; un lugar de reflexión para mí y todos quienes lleguen aquí como una posta en su camino personal.


Preguntó el príncipe: ¿Habrá en el futuro, quien pueda aprender y seguir los preceptos del Tao de vida que usted ha escrito en estos pergaminos de bambú?
Contestó el maestro: Por favor, amable príncipe, no te preocupes por eso.
Muchas, muchísimas generaciones después, si aún existen buscadores del Tao, hallarán estas enseñanzas.
Hua Hu Ching

Capítulo XXIII - J. M. Tola

viernes, 28 de noviembre de 2008

Hablar poco es lo natural.
Un fuerte viento no puede durar toda una mañana.
Una lluvia torrencial no puede durar todo un día.
¿De dónde provienen estas cosas
sino del Cielo y de la Tierra?
Ni el Cielo ni la Tierra pueden durar eternamente.
¿Cuánto menos deberían durar los seres humanos?
Quien sigue el Camino del Tao se identifica con el Tao.
El que se identifica con la Virtud será acogido por la Virtud.
El que se identifica con los defectos será acogido por los defectos.
El que carece de fe
no podrá exigir fe a los demás.

2 comentarios:

El "habil" Keké dijo...

Hola, que placer pasar a verte.
Como disfruto de tu blog.
bsss

ani. dijo...

gracias! sos siempre bienvenido!