Algunas de las múltiples versiones de este texto.
Un espacio para la búsqueda de la sabiduría perenne; un lugar de reflexión para mí y todos quienes lleguen aquí como una posta en su camino personal.


Preguntó el príncipe: ¿Habrá en el futuro, quien pueda aprender y seguir los preceptos del Tao de vida que usted ha escrito en estos pergaminos de bambú?
Contestó el maestro: Por favor, amable príncipe, no te preocupes por eso.
Muchas, muchísimas generaciones después, si aún existen buscadores del Tao, hallarán estas enseñanzas.
Hua Hu Ching

Capítulo XV - J. Cruz

jueves, 1 de noviembre de 2007

Antiguamente, el perfecto hombre de Tao era sutil,
penetrante y tan profundo, que difícilmente podía ser comprendido.
Por ese motivo, trataré de describirlo:

Era prudente, como quien cruza un río en invierno.
Cauto, como quien se sabe rodeado de peligros.
Reservado, como quien se siente huésped.
Desprendido, como el hielo mientras se derrite.
Auténtico, como un trozo de madera no trabajada.
Amplio como un valle.
Oscuro como el agua turbia.

¿Quién es capaz de aclarar lo oscuro,
cuando ello deviene lentamente luz?
¿Quién es capaz de aquietar lo turbio,
cuando ello se aclara con lentitud?
¿Quién es capaz de impulsar lo estancado,
cuando ello progresa pausadamente?
Quien abraza el Tao no desea la plenitud.
Precisamente porque no ha alcanzado la plenitud,
al declinar se renueva.

Comentario (resumen)

Los individuos como modelo de persona son difíciles de comprender, gozan de libertad y se mueven por la vida creando sus propias normas y dando ejemplo con su acción.
Como personas, somos una mezcla caótica librada al deseo y la razón; violentos y miedosos, vivimos a duras penas copiando modelos, sin arriesgarnos a crear algo propio.
El individuo es auténtico, natural, posee una amplitud mental difícilmente comprendida. Como siempre está fluyendo en plenitud, no concluye. La vida es un proceso siempre en curso.

2 comentarios:

D.I.E.G.O. dijo...

este capitulo es casi un manual de instrucciones, podría titularse "de como ir por la vida feliz"

Uno de Ochenta dijo...

¿Quién es capaz de aclarar lo oscuro,
cuando ello deviene lentamente luz?
¿Quién es capaz de aquietar lo turbio,
cuando ello se aclara con lentitud?
¿Quién es capaz de impulsar lo estancado,
cuando ello progresa pausadamente?


junto con
cap 1

LOMEJOR!