Algunas de las múltiples versiones de este texto.
Un espacio para la búsqueda de la sabiduría perenne; un lugar de reflexión para mí y todos quienes lleguen aquí como una posta en su camino personal.


Preguntó el príncipe: ¿Habrá en el futuro, quien pueda aprender y seguir los preceptos del Tao de vida que usted ha escrito en estos pergaminos de bambú?
Contestó el maestro: Por favor, amable príncipe, no te preocupes por eso.
Muchas, muchísimas generaciones después, si aún existen buscadores del Tao, hallarán estas enseñanzas.
Hua Hu Ching

Capítulo X

martes, 31 de julio de 2007

Técnicas

Puedes mantener tu alma en su cuerpo,
sujetarte bien al único
y aprender así a ser de una pieza?
¿Puedes concentrar tu energía,
ser suave, tierno,
y aprender así a ser un niño?

¿Puedes conservar el agua profunda quieta y clara
de manera que refleje sin distorsión?
¿Puedes amar a la gente y hacer cosas,
y hacerlo sin hacer?

Abrir, cerrar la Puerta del Cielo,
¿puedes ser como un pájaro con sus polluelos?
Atravesando con brillo penetrante el cosmos,
¿puedes saber sin saber?

Dar a luz, alimentar,
llevar y no poseer,
actuar y no reivindicar,
dirigir y no gobernar:
tal el poder misterioso.

Nota: La mayoría de los estudiosos piensa que este capítulo trata de la meditación, de sus técnicas y sus realizaciones. El lenguaje es profundamente místico, las imágenes están plenas de consecuencias.
La última estrofa se presenta casi con las mismas palabras en otros capítulos; de estos “estribillos” hay varios en todo el libro, repitiéndose versos idénticos o parecidos una, dos o tres veces.

0 comentarios: